Murió Francisco Varallo, el último sobreviviente del Mundial de 1930

30 Ago

El ex goleador de Gimnasia y Boca falleció en La Plata. Era el último sobreviviente de la final del Mundial 1930. “Pancho” vivió desde dentro una de las grandes transformaciones del fútbol argentino. El club platense decretó un día de duel.

Apenas cinco meses atrás, más precisamente el 5 de febrero, Francisco “Pancho” Varallo cumplía cien años y agigantaba su leyenda; la del hombre que fue parte del fútbol en su estado más puro y vivió lo suficiente como para contarlo.

El ex goleador falleció esta mañana, en su residencia de La Plata, donde tantas veces relató sus memorias de la final del primer Mundial de Fútbol, el de 1930, partido del que fue su último sobreviviente.

“Pancho” fue titular en aquel choque decisivo que, el 30 de julio de 1930, en Montevideo, el local Uruguay le ganó por 4 a 2 a la selección argentina para quedarse con la primera copa de una competencia que con el tiempo se convertiría en la obsesión de todos los países futboleros.

Varallo fue además un baluarte de Gimnasia y Esgrima La Plata, donde debutó en 1928, en pleno amateurismo; y de Boca, con el que debutó en 1931, ya en el inicio de la etapa profesional.

Disfrutió casi toda su vida del reconocimiento de haber sido el máximo goleador de la historia de Boca en la era profesional, con 194 tantos, y se alegró de ser testigo en el momento en que era superado por su conciudadano Martín Palermo, el 6 de marzo de 2008.

Asimismo, fue un gran orgullo de la ciudad de La Plata, donde una de sus calles lleva el nombre de Francisco “Pancho” Varallo. Con el club platense fue campeón en 1929, un título que la mayor parte del fútbol argentino ignora por ser parte del amateurismo.

“Carlos Gardel nos visitó en la concentración del Mundial de Uruguay, en la Barra de Santa Lucía. Nos cantaba unos tangos y jugábamos a la lotería. Era un fenómeno y cada vez que lo cruzábamos en la Avenida Corrientes nos invitaba a tomar un café”, contó alguna vez.

Testigo de un fútbol muy diferente al que se vive en la actualidad, dejó la práctica profesional en 1940, tras una lesión en los meniscos y con apenas 30 años. Recibió numerosos homenajes en vida y gozó de una lucidez envidiable hasta el final del camino. Hoy, junto con él, se fue un pedazo de la historia grande del fútbol nacional.

————————————————-

Nota extraída de Infobae

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: