La primera semana del Tour

12 Jul

Hoy es el día de descanso y momento de revisar lo que aconteció en la primera de las tres semanas de la edición número 97 del Tour de France. Se trata de una semana de nueve días, que se inició el sábado 3 con el prólogo y finalizó ayer domingo con la primera etapa de alta montaña en los Alpes, la octava de la carrera (el prólogo no cuenta como etapa).

Comenzamos por la clasificación más importante, la general. El primer ciclista en vestirse de amarillo fue el suizo Fabian Cancellara, del Team Saxo Bank, que, como de costumbre, se impuso en el prólogo contrarreloj, y cumplió una gran labor en la tercera etapa, la de los adoquines. Pero al llegar a la montaña Cancellara no pudo sostener el ritmo de los favoritos y desapareció de los puestos de relevancia.

El líder Cadel Evans durante el prólogo que se celebró en Rotterdam.

Una de las gratas sorpresas fue la del francés Sylvain Chavanel, del equipo Quick Step. Chavanel, un viejo conocido del Tour, se impuso en dos etapas, en la segunda y en la séptima, esta última de media montaña. Sus fugas resultaron exitosas y tras sus dos victorias tomó el liderazgo de la general. Pero la alta montaña no es para cualquiera, y allí Chavanel, como era de esperar, perdió una gran cantidad de tiempo.

El que quedó como líder entonces fue el australiano Cadel Evans, que este año corre para el equipo BMC Racing. Evans, que más de una vez estuvo cerca de ganar el Tour, no tuvo errores y nunca se cayó del pelotón de adelante. El tiempo que ganó en los adoquines fue valiosísimo.

El que lo persigue a sólo 20 segundos es el luxemburgués Andy Schleck, del Team Saxo Bank, segundo la temporada pasada. El menor de los hermanos no arrancó bien la prueba en la contrarreloj pero se recuperó en las etapas clave, la tercera y la octava. De hecho, fue el ganador de la octava etapa, la cual terminó en subida con un puerto de primera categoría, el primer gran reto para los corredores en la montaña. Fue el estreno en victorias de etapa para Schleck.

Lance Armstrong transita los adoquines de la tercera etapa.

Alberto Contador, a poco más de un minuto de Evans, está expectante en la tercera posición. Es el mejor escalador y tiene por delante unas cinco etapas montañosas. Sin lugar a dudas, y una vez más, el gran favorito. Contador, que esta vez es el indiscutido líder de filas del Astana,  ya ganó el Tour en 2007 y 2009.

En las primeras 15 posiciones podemos encontrar varios nombres importantes: Denis Menchov (Rabobank), Roman Kreuziger (Liquigas), Levi Leipheimer (Radioshack), Samuel Sanchez (Euskaltel Euskadi), Ivan Basso (Liquigas), Carlos Sastre (Cervélo), Bradley Wiggins (Team Sky) y Alexander Vinokourov (Astana). Todos representan una seria amenaza para el que sea el portador de la malla amarilla. La competencia se acomodó después de la última etapa y de ahora en más será una lucha entre los mejores. No habrá espacio para los Cancellara o los Chavanel.

La gran decepción del Tour no es otro que el legendario Lance Armstrong, ganador de la carrera entre 1999 y 2005. En la etapa ocho llegó casi 12 minutos después que Schleck, perdiendo todas sus aspiraciones en la clasificación general. De ahora en más sólo le queda una misión: ayudar a Levi Leipheimer, el miembro del Team Radioshack mejor ubicado en la general.

Fabian Cancellara, todavía como líder, en la largada de una de las etapas.

En la clasificación por puntos el experimentado noruego Thor Hushovd, del Cervélo, es el puntero. El año pasado conquistó dos puertos de montaña de primera categoría y en esta edición se adjudicó la etapa de los adoquines. Sin dudas, Hushovd es algo más que un gran sprinter. Alessandro Petacchi y Mark Cavendish, ganadores de dos etapas cada uno, son las amenazas más serias que deberá contener el noruego en su objetivo de ganar de nuevo la malla verde.

En la montaña el puntero es el francés Jerome Pineau, del equipo Cofidis. El gran mérito de Pineau hasta ahora ha sido conquistar todos los puertos de montaña de la séptima etapa. El segundo es Chavanel, y el tercero, Andy Schleck, quien además es el portador de la malla blanca que lo identifica como el mejor corredor menor de 25 años en la clasificación general.

La clasificación por equipos tiene en el primer lugar al Rabobank, seguido por el Astana y el Team Radioshack.

Veremos qué nos depara la segunda semana con la salida de los Alpes y la llegada a los Pirineos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: