El arquero del Flamengo en prisión: se lo acusa de asesinato

8 Jul

No se si sabrán, pero el arquero titular de uno de los equipos más populares de Brasil, el Flamengo, está en la cárcel y se lo acusa de ser el autor intelectual del crimen de una mujer de 25 años. Se trata de Bruno Fernandes. A continuación les dejo los pormenores del caso, excelentemente retratados en esta crónica de la Agencia EFE. Parece una de esas historias que se ven en el cine, pero en la realidad. Recomiendo leerla.

——————————————————————–

La macabra historia de la desaparición de Eliza Samudio, ex amante del portero titular del Flamengo, Bruno Fernandes, ahora preso, adquirió tintes de crimen siciliano después de que el principal testigo de la historia desvelara los detalles del caso, publicados hoy por la prensa.

El interrogatorio a un joven de 17 años, primo de Bruno, que el martes fue detenido en la residencia del portero en Río de Janeiro, donde supuestamente le estaban dando instrucciones para que asumiera la responsabilidad de la desaparición, ha sido pieza fundamental para avanzar en las investigaciones.

Son cuatro páginas que relatan con minucia un crimen atroz, en el que la ex amante “incómoda” fue secuestrada, golpeada en la cabeza y después estrangulada para, finalmente, descuartizarla, lanzar los restos a los perros y hundir los huesos en cemento.

El menor explicó que Luiz Henrique Ferreira Romão, alias ‘Macarrón’, amigo y mano derecha del guardameta, ya lo tenía todo planeado y le pidió que le ayudara a secuestrar a Samudio, modelo de 25 años que reclamaba a Bruno la paternidad de su hijo de cuatro meses.

El pasado 8 de junio, ‘Macarrón’ fue a recoger a Samudio y a su hijo, engañada con la promesa de que el futbolista iba a hablar con ella y le daría un apartamento y una pensión alimenticia.

El adolescente se escondió en el maletero del auto con un arma y, cuando el vehículo estaba en movimiento, saltó al asiento trasero y apuntó a la modelo diciéndole: “Has perdido, Eliza”.

La chica consiguió hacerse con el arma e incluso apretó el gatillo contra el menor, pero estaba descargada. A continuación, el primo de Bruno le arrebató la pistola y con ella la golpeó en la cabeza tres veces. Rastros de sangre encontrados en un todoterreno del futbolista corresponden a Samudio, según la policía, lo que confirma la versión del interrogado.

El menor aseguró en su declaración que, tras los tres culatazos, la chica todavía no estaba muerta y que llegaron de madrugada a una de las residencias de Bruno en las afueras de Belo Horizonte, donde los cuatro pasaron la noche.

Al día siguiente, tras amenazarla de muerte, otro empleado de Bruno, llamado Sergio, obligó a Samudio a llamar a una de sus amigas para que le dijera que “todo iba bien” y que el portero iba a entregarle un apartamento en Belo Horizonte.

Bruno viajó de Río de Janeiro a Belo Horizonte un día más tarde, el 10 de junio, para reunirse con los implicados en el caso. El menor dijo que oyó a Bruno decirles a ‘Macarrón’ y Sergio que ellos debían “resolver el problema” porque él “no quería tener problemas y no quería saber nada del asunto”.

Bruno volvió a Río de Janeiro el mismo día, mientras que el adolescente oyó a ‘Macarrón’ y Sergio discutir sobre cómo solucionar la situación y llegar a la conclusión de que no podían soltar a la chica, porque “el problema sería mucho mayor”.

Esa misma noche, ‘Macarrón’ y Sergio llevaron a Samudio y a su hijo a otra casa en Belo Horizonte donde fueron recibidos por “un hombre negro, alto y delgado”, llamado ‘Nenem’. ‘Nenem’ agarró a la joven, la golpeó, le ató las manos con una cuerda y enseguida la estranguló. Luego pidió a ‘Macarrón’, a Sergio (que sostenía al bebé) y al menor que salieran de la sala donde estaban.

Pasados algunos minutos, los tres vieron salir a ‘Nenem’ de la habitación cargando una bolsa negra, que supuestamente contenía el cadáver descuartizado de Samudio, y dirigirse hacia una perrera donde había cuatro canes de la raza Rottweiler. Vieron entonces cómo ‘Nenem’ sacaba de la bolsa una mano de Samudio y la lanzaba a los perros, que la devoraron “al momento”, según relató el menor.

Según las investigaciones policiales, Bruno habría pagado 3.000 reales (unos 1.700 dólares) a un bandido para que asesinara a Samudio y se deshiciera del cadáver. El primo de Bruno también dijo que, una vez los perros comieron los restos humanos, los huesos de la joven fueron enterrados y cubiertos con cemento en el mismo terreno donde fue asesinada.

Una respuesta to “El arquero del Flamengo en prisión: se lo acusa de asesinato”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: