Ver el Mundial no es de derecha

10 Jun

En los ratos en los que mi mente divaga, que son muchos, se me suelen cruzar dudas existenciales que intento, en vano, resolver. La idea (supongo) es comprender mejor el funcionamiento del mundo. Por qué pasa lo que pasa, por qué esto es así y no asá, etcétera. A ver, a modo de ejemplo, la duda más recurrente en este último tiempo es… ¿Las personas de derecha son inteligentes? E incluso llego un poco más lejos: ¿Las personas de derecha, son “buenas personas”? Por el momento, lejos de haber hallado el eslabón perdido, espero seguir encontrándole a estos interrogantes nuevas dimensiones.

Y mañana empieza el Mundial, acabándose una cuenta regresiva que comenzó ya hace cuatro años. ¿Qué es el Mundial? Pues, eso, el Mundial. Es el evento más importante del mundo a cualquier nivel. Y entonces pienso… ¿Debería importarme (tanto) el Mundial, o incluso el deporte en general? ¿No es contradictorio esto con mi visión tan anti-capitalista del mundo?

Quizás, quién sabe. Igualmente, no es menos cierto que me preocupa más saber cuándo va a salir el nuevo disco de Radiohead, que ayudar de alguna manera que me sea posible a alguna persona que lo necesite. ¿Acaso seré uno más del ejército burgués de clase media? Me asusta pensar en esta posibilidad.

Entonces… ¿Qué onda con el Mundial? ¿Está bien o está mal que me emocione?

Algo que me gusta hacer es salir al fondo de mi casa y, acostado boca arriba, mirar el cielo, de noche. El ángulo es bueno, así que el firmamento ocupa la totalidad de mi campo visual. Lo abarca todo. Y me da “cosa”. Es una sensación parecida a la que siento en la altura. Debe ser que me aturde la inmensidad del universo en contraposición con la finitud de mi pequeño ser, ¿no? Bah, qué se yo…

¿A qué quiero llegar con esto? A que el acto de mirar las estrellas está por encima de las derechas y de las izquierdas. Tiene más que ver con eso que se llama vivir. Se vive no para ganar o tener éxito, sino para vivir, como diría Eduardo Galeano. Y es en este punto donde lo relaciono con el Mundial de Fútbol. Ok, me podrán decir que justo es ese el lugar donde se juega para ganar, no para jugar, pero… ¿Por qué debería sentir culpa por algo que espero durante cuatro años? Es, ni más y menos, con sus defectos y virtudes, el Mundial. Es vivir, es disfrutar.

Ver el Mundial no es sólo ver un partido de fútbol. Es una experiencia que trasciende el deporte y es completamente distinta a ver un Boca-River o una final de la Champions. No tiene ideología, no es de derecha, y muchísimo menos, de izquierda. Es simplemente el Mundial. Es el motor de la ilusión que se enciende más fuerte que cualquier otro, una vez cada cuatro años.

Si Argentina sale campeón, voy a ser feliz, y más yo, que, como cualquier persona de mi edad, no guardo en mi memoria ningún recuerdo demasiado bueno de una Copa del Mundo. Y voy a seguir siendo de izquierda, por más que festeje en nombre de mi país (los que deseamos el fin del capitalismo renegamos un poco de la idea de que el mundo esté dividido en naciones, algo que sólo sirve para… ¿Hace falta que sea tan obvio? Basta con prender la televisión o, mejor, salir a la calle).

Es el Mundial señores, un fenómeno, como ven, difícil de explicar en palabras. Pero los que lo sienten me van a entender. Y los que no, no saben lo que se pierden. No debe haber nada peor que ser de derecha y anti-Mundial. El de izquierda por lo menos lo piensa desde una matriz crítica del orden establecido. En cambio el de derecha, no hace más que asumir una postura aislada que poco tiene que ver con su personalidad (perdón por ponerme duro en esta parte).

Espero no verme en la misma situación de hace 8 años, metido en mi cama, con el pijama puesto, rezando (por entonces todavía no era ateo) para que Argentina le meta el segundo a Suecia. Espero que sí se repita algo como el gol de Maxi Rodríguez a México, que me dejó afónico, cosa que nunca me había pasado y que sólo se repitió posteriormente con el gol de San Palermo a Perú.

Qué lindo sería que Argentina salga campeón, ¿no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: