Cañas, el hombre que siempre volvió

26 Mar

Guillermo Cañas y su obra maestra, el Masters Series de Toronto 2002.

En 1999, en una serie de Copa Davis que Argentina le ganó 3 a 1 a Venezuela de visitante, Guillermo Cañas perdió un partido increíble, uno que ganaba cómodamente por 6-3, 6-3 y 5-0. Era la época en la que le costaba cerrar los partidos.

Ese mismo año logró llegar a su primera final de ATP, en Orlando, y alcanzó la posición 59 en el ranking. Justo cuando parecía que su carrera se encaminaba, entró en un pozo que lo hizo retroceder hasta el puesto 231. En el 2000, jugó 21 partidos en el circuito y sólo ganó 5.

En 2001, Willy se tomó revancha. Ganó su primer título ATP en Casablanca, jugó finales en pasto y carpeta, y llegó a la segunda semana tanto en Roland Garros como en Wimbledon. En 2002, confirmó todo lo hecho el año anterior y se afianzó entre los mejores 20 jugadores del mundo. Quizás el mejor momento de su carrera fue cuando ganó el Masters Series de Toronto, en una semana mágica en la que derrotó sucesivamente a Federer (10º), Srichaphan, Kafelnikov (5º), Safin (2º), Haas (3º) y Roddick (12º). Una pena los partidos que perdió ante Albert Costa en Roland Garros y Pete Sampras en Cincinnati.

2003 fue otro momento duro en la carrera de Cañas, ya que una lesión lo mantuvo alejado de los courts y eso se vio reflejado en el ranking: descendió hasta la posición 275.

Pero volvió. En 3 meses ya estaba de nuevo entre los mejores 100, y a fin de año era el número 11 del mundo. Viajó al Masters como suplente, aunque no pudo jugar ningún partido.

En 2005 por fin llegó a ser Top Ten. Estuvo en ese selecto grupo durante 12 semanas consecutivas y la posición más alta que ocupó fue la 8.

Y vino el doping y la sanción de 2 años que se redujo a 15 meses. Cañas, volvió a volver. Primero ganó challengers, y poco tiempo después ya le estaba cortando a Federer una racha de 41 victorias seguidas en Indian Wells. Y 10 días más pasaron para que volviera a derrotar al número uno, esta vez en Miami.

A sus 32 años, Willy Cañas ratificó que esta vez, ya no va a volver.

2 comentarios to “Cañas, el hombre que siempre volvió”

  1. Javier Serrano 27 de marzo de 2010 a 15:33 #

    Willy ha sido un grande del tenis argentino. Envío mi reconocimiento a un gran luchador de los courts. No fue un virtuoso, no brillaba por su talento, pero se arregló para competir a un altísimo nivel dentro de un selecto grupo al cual no son muchos los que acceden.

  2. Mauro Clementin 28 de marzo de 2010 a 17:57 #

    de los mejores tenistas argentinos que vi en mi vida… fue el primero que me conquistó por su garra… un grande el willy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: