El cine que hay que ver: Big Fish

28 Dic

A pesar de que nunca recibió ni siquiera una nominación en los premios Oscar, Tim Burton es uno de los realizadores más reconocidos de los últimos 20 años.

Repasando su filmografía, nos podemos encontrar con títulos como Beetle Juice, Batman, Batman Returns, Edward Scissorhands, Ed Wood, Sleepy Hollow, Charlie and the Chocolate Factory, Corpse Bride y Sweeney Todd. Pero la gran obra maestra de Burton no es otra que Big Fish, esa magnífica historia que se estrenó en el año 2003.

Con menos oscuridad que de costumbre y, esto hay que remarcarlo, sin Johnny Depp en el elenco, Burton narra por tercera vez en su carrera la historia de un hombre llamado Edward (Edward Bloom; Scissorhands y Wood, los dos anteriores). La trama de la película gira en torno a la relación entre un padre y un hijo y explora los límites que existen entre la fantasía y la realidad.

El hecho que funciona como disparador de la trama es el agravamiento del estado de salud de Edward (interpretado de joven por Ewan McGregor y de viejo por Albert Finney) y la visita que éste recibe de su hijo (Billy Crudup), que busca no sólo acompañar a su padre en sus momentos finales, sino también reconciliarse con él y lograr que le cuente los hechos de su vida tal como sucedieron, despojados de los mismos elementos fantasiosos de siempre (gigantes, bosques embrujados, hombres lobo, etc).

Burton se muestra más colorido y optimista que en otras ocasiones, pero eso no impide que el espectador pueda identificarse fácilmente con ese universo tan particular que el director ha sabido construir a lo largo de los años. Como en todas sus películas, la música es un apartado a destacar, lo mismo que los efectos especiales o la fotografía. Además de McGregor, Finney y Crudup, Jessica Lange, Helena Bonham Carter, Steve Buscemi, Alison Lohman y Danny DeVito, completan un reparto soñado que le aporta a la película un atractivo extra.

Especial mención merecen las escenas finales, tan emotivas y mágicas que es casi imposible evitar que se escape alguna lágrima. Es un desenlace en el que finalmente el hijo puede comprender al padre, encontrando su figura perdida en el medio de un mar de historias fantasiosas.

El Gran Pez es una aventura inolvidable, un cuento que nos hace pensar cómo vivimos nuestras vidas. Edward Bloom es un gran pez, y no hay dudas de que Tim Burton también…

Otras recomendaciones…

Eternal Sunshine of the Spotless Mind

Mulholland Drive

There Will Be Blood

Million Dollar Baby

Las películas de Pixar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: