El cine que hay que ver: Eternal Sunshine of the Spotless Mind

2 Dic

Una de las mejores cosas que le pasó al cine en los últimos tiempos fue el estreno en 2004 de Eternal Sunshine of the Spotless Mind, una película que ya se puede catalogar de culto a pesar de que pasaron sólo cinco años desde su realización.

Después de la no tan bien recibida Human Nature (2001), Michel Gondry en la dirección y Charlie Kaufman en el guión, se volvieron a juntar para concebir esta vez una obra ante la que cualquier elogio se revela insuficiente.

De la imaginación de Kaufman ya habían brotado los excelentes guiones de Being John Malkovich (1999) y Adaptation (2002), pero es en esta película donde alcanza su pico creativo. La trama del film, que se mueve entre el romance, el drama y la ciencia ficción, gira en torno a una relación de pareja pero se distingue claramente de los típicos productos que retratan el amor de una manera inocente y superficial.

En clave filosófica, la película reconstruye una historia amorosa de manera retrospectiva: empieza por el momento en el que las relaciones llegan a un punto de no retorno, y termina describiendo el instante del flechazo inicial. Todo esto a partir de que nos metemos en la mente del personaje de Joel, que se somete a un tratamiento de borrado de memoria para olvidarse de su última novia, Clementine, que recurrió al mismo procedimiento para suprimir de su mente los recuerdos de aquel.

Gracias a su experiencia en el campo de los videoclips musicales, Gondry le imprime al film una estética visual única que le permite al espectador asistir a un viaje onírico a través de los recovecos del subconsciente. Los efectos especiales, tan simples como espectaculares, ayudan a construir algunas de las tantas escenas memorables que se pueden encontrar en la película.

Otro de los puntos fuertes de Eternal Sunshine…, es la construcción de los personajes. Joel y Clementine generan empatía instantánea y es inevitable no identificarse con ellos y su relación. Kate Winslet probablemente realiza el mejor trabajo de su magnífica carrera mientras que Jim Carrey demuestra, como lo hiciera en The Truman Show, que lo suyo no es solamente la comedia.

El final no creo que sea tan optimista o esperanzador como consideran algunos. [NO LEAN SI NO QUIEREN ENTERARSE DE ALGUNOS DETALLES DE MÁS]. La escena inicial, cuando el espectador cree concurrir al momento en que Joel y Clementine se conocen por primera vez, es en realidad el reencuentro post tratamiento. Ellos, pese a no reconocerse, no dejan de ser las mismas personas que antes, y por lo tanto, se vuelven a atraer. Pero eso no significa que su relación vaya a acabar de buena manera, ya que podríamos hacer la lectura de que los motivos que hicieron que Clementine tome la decisión de borrar de su memoria a Joel, van a aparecer nuevamente. En todo caso, se lo podría tomar como un final abierto.

En un momento de la película se oye la frase de Friedrich Nietzsche “Bendito sea el que olvida, porque a él pertenece el paraíso” Y cabe preguntarse, ¿Acaso somos lo que recordamos? ¿Qué función cumplen los recuerdos en nuestras vidas? Sin importar las respuestas, Eternal Sunshine of the Spotless Mind es una película para atesorar en la memoria y cuidar de que no se nos olvide.

Otras recomendaciones…

Mulholland Drive

There Will Be Blood

Million Dollar Baby

Las películas de Pixar

Anuncios

4 comentarios to “El cine que hay que ver: Eternal Sunshine of the Spotless Mind”

  1. hoysecumplen 3 de diciembre de 2009 a 01:02 #

    Amigo, ya estáis añadidos a mi web, saludos y gracias!!

  2. Camila (del liceo) jejeje 4 de diciembre de 2009 a 15:13 #

    Ahhh, yo había entendido como que a pesar de que se borren los recuerdos, el destino de ellos dos era estar juntos…
    Me encanta esa peli…Jim es lo másss! Y la chica me encanta también.
    Muy buena esta página! Saludos, bye bye

    • Sebastián Spano 4 de diciembre de 2009 a 17:25 #

      Sí, también se puede interpretar de esa manera. Quizás por más que se borren 10 veces, se van a seguir reencontrando. Lo bueno es que la película te deja pensando y eso es lo bueno del cine. Repensar el mundo en el que vivimos (no se recomienda ver Transformers y similares, jeje).

  3. Personal Checks through walmart 8 de abril de 2013 a 04:17 #

    Spotlight E.P. Bravo à elle qui est intervenue au bon moment!

    To help participants to learn inner strength and resilience as they come to
    trust themselves, and others, while building support systems between
    those with a shared history of trauma. Oh, there’s no doubt there are
    some teachers who deserve to be, at best, demoted and at worst fired.

    Men need women to have access to safe and affordable reproductive care as much as women do.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: