Aprender historia a través del cine

10 Sep

En este último tiempo se estrenaron dos películas de animación con un fuerte contenido político que recibieron una gran acogida por parte de la crítica a nivel internacional. Se trata de la francesa Persepolis, del 2007, y de la israelí Vals Con Bashir, del 2008.

Persepolis es la autobiografía de la directora y guionista de la película, la iraní Marjane Satrapi, quien ya había dado a conocer su historia cuando la publicó en formato de novela gráfica (libros de historietas) entre los años 2000 y 2003.

La película comienza en la niñez de Marjane, a finales de la década del ’70. Ella vive en el seno de familia occidentalizada que se opone al régimen del Sah (Monarca de Irán), que ejerce el poder con el respaldo del gobierno de Estados Unidos desde los tiempos de la Segunda Guerra Mundial. Este régimen, que siempre favoreció a las clases altas a través de sus medidas económicas, nunca dejó de perseguir y asesinar a los opositores de izquierda.

En 1979 se produjo la denominada Revolución Iraní que destituyó al Sah e instauró en su lugar un gobierno fundamentalista islámico, que continuó y profundizó la persecución y ejecución de opositores. En este delicado panorama político, en 1980, y con el apoyo logístico de Occidente, Saddam Hussein invadió Irán con el propósito de adueñarse de una porción de territorio próximo a la frontera con Irak. La guerra se extendió hasta 1988 y se estima que en ella murieron cerca de un millón de personas.

Después de su infancia, el film sigue a Marjane durante su adolescencia y los primeros años de su vida adulta.

Curiosamente, Vals Con Bashir también es un relato autobiográfico de su director, Ari Folman, y narra su experiencia como soldado del ejército israelí durante la ocupación de Beirut en la primera guerra del Líbano en 1982.

El propósito de Israel era expulsar del Líbano a la OLP (Organización Para la Liberación de Palestina), que brindaba su ayuda a las facciones musulmanas en la guerra civil libanesa. El 16 de septiembre de 1982, los milicianos cristianos, sin que Israel hiciera nada para evitarlo, perpetraron las masacres de Sabra y Chatila, dos campos de refugiados palestinos donde murieron asesinados entre 350 y 3500 personas, según diferentes versiones.

La película, que se puede considerar como el primer documental animado de la historia del cine, muestra al director Ari, que no recuerda nada de su experiencia en la guerra, entrevistándose con personas que estuvieron junto a él en aquel momento.

La Revolución Iraní, la guerra Irán-Irak, la primera guerra del Líbano y las masacres de Sabra y Chatila, son sucesos históricos que se ven representados en estas películas, que más allá de su importante valor histórico, no dejan de ser excelentes historias que permiten reflexionar acerca de diversos temas como la adolescencia, el matrimonio, la familia (Persepolis), y también la memoria, la culpa y el miedo (Vals Con Bashir).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: